“Divina Lola” el más reciente libro de la periodista y escritora Cristina Morató

Periodista y escritora Cristina Morató

Cristina Morató es una conocida periodista, fotógrafa y escritora española. En el año 1986 debutó en la televisión española con tan solo 24 años de edad, desde entonces ha tenido una carrera brillante. En 1993 fue contratada por Telemadrid para conducir el programa “Sucedió en Madrid”, en la misma cadena dirigió un espacio de testimonios, y en el 2000 dirigió un espacio similar para Telecinco. Actualmente tiene una columna de opinión mensual titulada “Entre Nosotras”, también escribe biografías para la revista “Hola”. Cristina ha viajado alrededor del mundo realizando reportajes, y también como fotógrafa. Entre sus trabajos literarios podemos encontrar los libros “ Viajeras Intrépidas y Aventureras”, “Las Reinas de África”, “Cautiva en Arabia”, “Divas Rebeldes” y el más reciente “Divina Lola”, en el cual nos adentra en la vida fascinante de la gran Lola Montes. Recientemente visitó la ciudad de Nueva York, invitada por el Consulado General de España, para dar una charla sobre el libro. La conferencia se llamó “Lola Montes, una impostora en Nueva York (Aventuras de una falsa española, bailarina y cortesana en el siglo XIX)”.

 

 

En qué se inspiró para escribir sobre la vida de Lola Montes?

Estoy especializada en libros que son biografías de grandes mujeres olvidadas por la historia. Todos mis libros tienen mujeres audaces, mujeres aventureras, mujeres poco convencionales que he tratado de recuperar porque la historia las ha olvidado, entonces es verdad que mis libros anteriores tales como “Mujeres Intrépidas”, “Damas de Oriente”, han sido dedicados a grandes damas de los viajes y de la exploración, entonces ocurrió que investigando para mí primer libro “Damas Intrépidas y Aventureras”, me encontré con el nombre de Lola Montes. Me llamó la atención el leer sobre una mujer que en 1853 cruza sola el istmo de Panamá, leo también que viaja desde Nueva Orleans hasta California, haciendo este viaje tan peligroso en canoa, y a lomo de mula. Me entero también que es una célebre artista española, que va vestida de hombre, y que es muy famosa por su audacia y temperamento. Me quedé muy inquieta con este personaje. Luego viajo a Múnich. Mientras estoy en la Galería de las Bellezas, en el palacio de Linderhof en Baviera, me encuentro con un retrato de una mujer hermosa, y leo un letrero que decía “Lola Montes, bailarina española”. Así que me dije esta es otra señal. La vida de Lola Montes es un regalo para cualquier escritor porque tuvo una vida muy novelesca, es decir que la realidad supera a la ficción, porque fue actriz, cortesana y aventurera. Su vida estuvo marcada por los viajes, los escándalos, pero lo más interesante es que todo lo consiguió bajo una falsa identidad, haciéndose pasar por una bailarina andaluza cuando en realidad era irlandesa.

“Lolita mía , el mundo te odia y te persigue; pero por mucho que se esfuercen tus enemigos para desunirnos, mi corazón se estrechará más cada vez con el tuyo. Cuanto más te odian, más amada eres, y más firmemente adquieres lo que desearían quitarte; jamás me separaré de ti.”

Carta del rey Luis I de Baviera a Lola Montes.

¿ Por qué Lola Montes asume una falsa identidad?

Su verdadero nombre fue Elizabeth Gilbert. Ella se divorcia de su primer marido muy tempranamente, Lola se había casado a los 19 años. Estamos hablando del siglo XIX. Ella se encontraba en Londres, sola y sin dinero, necesitaba encontrar un medio para ganarse la vida, así que decide asumir la identidad de una exótica bailarina española para poder acceder a trabajar en teatros. No fue muy difícil engañar al público ya que físicamente era morena, tenía una larga y salvaje melena oscura, unos magníficos ojos azules, muy expresivos por cierto, unas cejas arqueadas, y un temperamento muy ardiente y fuerte; aunque a penas hablaba español, ya que mezclaba el español con el francés. Lola era muy cautivadora y seductora que la gente no dudaba que era española. Ella preparó muy bien su personaje ya que aprende los bailes españoles. Logra así debutar en los mejores teatros europeos. Como bailarina no era muy buena, era mejor actriz que bailarina. En aquella época estaba muy de moda la danza española. Lola Montes se presentaba como genuina española, sevillana pura y primer actriz del Teatro Real de Sevilla. Era bien cara dura. Nadie dudaba de su argumento.

 

¿Opina usted que Lola Montes fue una mujer muy adelantada para la época en que vivió?

Considero a Lola una superviviente. En el siglo XIX las mujeres eran invisibles, solo se dedicaban a labores domésticas. Estamos hablando de una mujer que para su época era muy poco convencional, porque aparte de ser actriz y bailarina, ella rompía todos los convencionalismos. Montaba a caballo, fumaba cigarrillo, manejaba el revolver con una muy buena puntería, se defendía a golpes de los caballeros que se atrevían a contradecirla, y si a todo esto le sumamos los kilómetros que recorrió mientras viajó alrededor del mundo, que en total son 137,000Km. Los recorrió a lomo de mula, en carruaje, en canoa, en barco de vapor, en tren de vía estrecha, por todos los medios existentes en esa época.

Retrato de Lola Montes en la “Galería de las Bellezas”, Palacio de Linderhof, Baviera.

 

¿Cómo Lola Montes conoce al rey Luis I de Baviera?

Lola no hubiera pasado a la historia si no hubiera sido la amante del rey Luis I de Baviera. En realidad ella fue mucho más que la amante del rey. Cuando Lola llega a Múnich en 1846, ella cree que va a tener muy fácil lo de actuar en el Teatro de la Corte de Múnich, pero se encuentra con la sorpresa que nadie la conoce. Es un teatro además muy importante, y el director le comunica que los permisos los otorga el rey. Sin el permiso del monarca ella no podrá actuar. Gracias a esto ocurre el encuentro que va a cambiar la historia de un país y la vida del rey. Lola consigue una audiencia con el rey Luis I de Baviera, el tenía 60 años y ella 24. Lola se presenta ante el monarca vestida como toda una española. El rey se enamora perdidamente de ella y la convierte en su amante durante dos años. Lola recibe todos los privilegios, le regala una mansión palaciega y la nombra Condesa de Landsfeld, esto provoca un descontento en el pueblo que deriva en aunar una gotita más que derramó el vaso que causó la revolución de 1848. El rey abdicó a la corona por amor a Lola, y ahí sus caminos se separaron. Lola nunca se conformó con ser una dócil cortesana, a ella le gustaba moverse y tener protagonismo, comenzó a interferir en los asuntos de estado. Durante este tiempo comienza a extenderse por toda Europa, el rumor de que Lola era la reina a la sombra de Baviera, en ese instante comienzan los problemas para ella, por este motivo se vio obligada a huir de Múnich . La gente la quiso matar.

¿Cuándo Lola decide mudarse a Nueva York?

Lola estaba muy conectada con Nueva York y San Francisco. Cuando huye de Múnich, Lola piensa en lo que va a hacer con su vida, así que voltea sus ojos hacia América, ya que era una tierra de promisión, además un lugar donde su pasado no contaba. En 1850 llega a Nueva York, a su arribo la esperaban periodistas de los más importantes periódicos, quienes sabían perfectamente quien era Lola Montes. En América ya habían oído de sus escándalos. Lo divertido es que al quedar desamparada del rey, ella se reúne con empresarios de Broadway, quienes le comunican que no están de moda las danzas españolas, así que le preguntan si tiene alguna idea. Lola termina representando su propia vida sobre los escenarios. La obra se tituló “Lola en Baviera”, estuvo en cartelera durante mucho tiempo, y ella se convierte en la actriz mejor pagada de Broadway. Lola se convierte en un personaje muy conocido en Nueva York, pero cuando comienza a perder su fama y su belleza empieza a declinar, decide mudarse a California a entretener a los rudos mineros. A los 32 años de edad nos encontramos a Lola, quien había actuado en los mejores teatros de Europa, actuando para los mineros de Sacramento y Nevada. Lola se inventa la danza de la araña. Ante los mineros no podía llevar una obra de teatro con más de cincuenta personajes, así que ante ellos decide salir al escenario vestida de española, sonando castañuelas, y entre mímicas comienza a buscarse entre las enaguas y el cuerpo a la “araña”. Este baile es una perfecta excusa para enseñar las piernas, esto vuelve locos a los mineros. Lo importante para Lola es que estos mineros no tenían dinero, pero tenían oro. Cuando un espectáculo les gustaba lanzaban pepitas de oro al escenario, muchas artistas se hicieron riquísimas, ya que el oro valía una fortuna en esa época. Lola compra una cabaña en Grand Valley donde vive durante dos años.

Lola, decide regresar a vivir a Nueva York, porque se enferma. A pesar de su enfermedad, ella decide reinventarse y se convierte en escritora de éxito, ya que lanza al mercado el primer libro de cuidados de belleza de la historia, titulado “Las Artes de la Belleza”. A Lola le gustaba cuidar mucho su físico. En el libro comparte consejos de como cuidar la piel, como teñir las canas. Recomendaba hacer ejercicio físico, llevar una dieta equilibrada, imagínense todo esto en el siglo XIX. Fue tanto el éxito del libro, que viajó a las ciudades más importantes de Estados Unidos para dar conferencias. Ganó más dinero que Charles Dickens. Lola murió joven. Su muerte pasó casi inadvertida. Su tumba se encuentra en uno de los cementerios de la ciudad de Nueva York.

La lápida de la tumba de Lola Montes tiene grabado su verdadero nombre.

 

Autor: Hilda Hurtado

Comunicadora. Reportera. Columnista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s